SOLSTICIO ESTIVAL Y RONDA EN LA NOCHE. FIESTAS DE SAN JUAN
    Fueron desgranando sus nombres en tono altamente festivo y solemne entonación, al mismo tiempo que se incorporaban pausados a la Ronda del nuevo solsticio estival:
    -
Iván soy en la Rusia de zares -dijo resuelto el primero.
    - Yo soy de Noruega,
Hans.
    - Y a mí en Brasil
Joâo me llaman.
    - Y en Québec (Canadá) a mi
Jean.
    - Pues en España mi nombre es
Juan -dijo el quinto.
    - A mi por
Johannis la historia me recuerda -se oyó en último lugar.
    Iván, Hans, Joâo, Jean, Juan, Johannis, los seis con nimbo de
Santo, formando un círculo fulgurante, lanzaron al aire su heraldo que resonó misterioso en la noche mágica universal:
    "En Rusia esta fecha, noche de San Ivan Predtecha, es una de las celebraciones religiosas más grandes del mundo eslavo, y la noche de Ivan Koupalo, la fiesta de la divinidad pagana de los frutos de la tierra. Los rusos aprovechan para reunirse, divertirse, y por qué no, bañarse; hecho este último que según la leyenda aporta la salud para todo el año..."
    "En Noruega, esta fecha brinda la ocasión de hacer una buena limpieza en el mobiliario. Las hogueras alcanzan en ocasiones los tres metros de alto. Se bebe y se baila fuera de las casas..."
    "Es una de las fiestas más populares en Brasil. Hay siempre fuegos artificiales y platos típicos preparados para la ocasión..."
    "Montréal celebra en cambio la fiesta nacional de Québec, San Juan Bautista. Hay desfile nocturno, fuegos artificiales, fiestas de barrios. Espectáculos musicales programados animan la noche..."
    "España entera sale a la calle en esta noche esotérica de San Juan. Las hogueras encienden los aires estallando en chisporroteos caprichosos. Hay lugares en que escriben cosas que se quieren olvidar en trozos de papel que se arrojan luego al fuego, y otros que confeccionan personajes varios de cartón - piedra que se echan a la hoguera..."
    "En Mónaco, cuya advocación de la iglesia del Palacio principesco es San Juan Bautista, se inicia la festividad esta noche del 23 de junio, con un oficio religioso en el que se canta el himno dedicado a Johannis,
Ut queant laxis, texto que sirvió en su tiempo para la denominación de las notas de música..."
    La noche mágica está servida. Comience, pues, de verdad la Ronda.

JML